24 de febrero de 2007

Se fue.



Tu esposa se fue... se fue agradecida ante la vida por haber tenido al hombre que cualquier mujer hubiese deseado.

Ya no tendrás que besarla cada mañana en esa boca cansada de tanto repetir las mismas cosas, no tendrás que ver cada mañana ese cuerpo desalineado y un tanto grotesco para tu mirada, no tendrás tampoco que verlo al regresar, no tendrás que decirle que la amas para sentirte bien contigo mismo, no tendrás que besarla en la frente para no pasar desapercibido.

Tendrás todas tus cosas donde las dejaste el día anterior, no tendrás a quién culpar cuando algo se te pierda, no tendrás a quien culpar cuando algo se te olvide, no tendrás a quien culpar cuando triunfes o fracases... no tendrás que dar ninguna explicación para no salir o no llegar, podrás comer donde quieras sin que a nadie le importe, ya no tendrás que comer caliente cada día a la misma hora... Podrás tener tu ropa en perfecto orden sin tener que pasar el mal rato de buscar en la torre que "tu mujer" nunca organizó, quizá porque a ella le causaba la misma molestia que a ti doblar ese montón de ropa cada semana sola, ahora será distinto, ahora solo estarán tus cosas y no tendrás mucho que buscar...tendrás tu casa ordenada como siempre lo has querido, ni ella ni los niños estarán para desordenar tu entorno ni tu vida.

Ella no estará para cuidarte cuando estés enfermo, no estará para preparar tu plato preferido a pesar de tantas cosas, no estará para traerte las medias que necesitas o el pantalón que se te rompió de tanto uso... No estará para llenar el tiempo que tu no pasabas con tus hijos, no estará para cancelar o hacer todas tus citas con el médico... no estará para comprar las meriendas de cada noche, ni para traer el pan de cada mañana, ni para escuchar todos tus reproches y tus negativas, pero lo mas importante es que no estará mas para hacerte infeliz.

No tendrás que darle ninguna excusa para no tocarla, nunca mas pedirá amor, ya no estará esperando que la pasión regrese, ya no estará mendigando un poco de cariño, ni siquiera estará para que la abraces cuando se sienta vencida, en fin ya no estará...

Ella está regresando sola, de ese viaje maravilloso lleno de sueños y amaneceres que se fueron desvaneciendo con el tiempo... de las miradas cómplices y de esperanzas que pasaron a ser miradas de dudas y de rencor...

A pesar de haberse ido, nunca se arrepintió de amarte como lo hizo y de seguirte amando en silencio... nunca le dijo a nadie hasta que día te amaría...

5 comentarios:

Nostalgia dijo...

Peor para él....
cuando comience a extrañarla a morir.
besos ♥

Waiting for Godot dijo...

A veces la gente no sabe lo que tiene hasta que lo pierde, si ese hombre pierde a una mujer que le quiere tanto, finalmente sabrá lo que vale, yo creo que nadie es perfecto en una relación pero el amor y el respeto deben ser las bases de todas las parejas.
Besos.

El Trimardito dijo...

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.
Saludos!

Laura dijo...

Hola Alejandra, aquí se aplica la máxima, de que ellos no saben lo que tienen hasta que lo pierden. Quería comentarte, que preparé las cachapas como dijiste, me quedaron buenisimas, mi esposo, contento de gusto.
Saludos.

Jacqueline dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.