20 de marzo de 2006

Amor ,desamor (última entrega)


En mi otra entrega por llamarla de alguna forma, terminé comentándoles de las inconformidades, preguntas y diferencias.

Asumiendo muchas veces una actitud totalmente a la defensiva sabiendo perfectamente porque estas con ese ser, habiéndolo olvidado con tantas preocupaciones…

Y es aquí a donde quería llegar la confrontación automática en la que caemos casi a diario por cualquier detallito, detallito porque cuando estábamos enamorados (cosa que aun yo estoy pero con otra visión) eso hubiese pasado por debajo de la mesa, sin la menor importancia. Ahora les pregunto cuanto de ustedes tienen el preciado don de pedir disculpas cuando están errados y saben que lo están aunque no lo quieran reconocer ante su pareja, sus hijos, sus viejos o sus amigos?

Yo se que las disculpas (como sabrán pocos de ustedes) abren caminos in imaginados en el dialogo, son capaces de borrar las peleas más bárbaras, enseñan a nuestros hijos que somos humanos y que podemos errar mil veces, le dan la oportunidad a nuestra pareja de decir algo que no hubiese dicho nunca si no esta de por medio una disculpa a tiempo y no tan a tiempo, pero disculpa al fin. Algunos somos muy obstinados otros creen que tienen a Dios agarrado por la chiva, que se las saben todas y una más y que su pareja se la tiene que calar porque” no creo que me deje, ahora tenemos hijos” o, “el me ama y siempre aguantara mis vainas” o quizá “el sabe que soy así aunque no seamos felices, pero bueno mejor con este que lo conozco y quiere a los niños”

Pues no, por qué ser infelices??? Entrégale a tu pareja la oportunidad de hablar y decir lo que siente, entrégate a ti el regalo de escuchar, no te cierres al dialogo y sobre todo no te sientas superior, todos erramos, sin excepción, pero hasta que punto estamos en capacidad de aceptar que nos equivocamos? Y aceptar que nos equivocamos llega a ser tan simple como cuando no damos el brazo a torcer por cuestiones de orgullo, tregua es la consigna, los chamos no tienen porque ser el escudo de la obstinación de los mayores…deja pasar y enséñales a ellos también que errar es de humanos y rectificar de sabios!! Y así de paso tu relación tomara un rumbo inesperado.Hagamos el amor y no la guerra!!

A mis amigos que no han sido escuchados y aquellos que no quieren ceder…

"La muerte esta tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de ventaja” ama y déjate amar…

3 comentarios:

Adriana dijo...

de eso se trata la vida, de vivir. Descubri un concepto diferente del futuro... es lo que reflejamos del pasado, que queremos arreglar o que nos fijamos como espectativa, pero siempre basados en el pasado... el presente es la verdad... ni el pasado existe mas ni el futuro existe todavia... como quieres vivir el resto de tu vida? viviendo o muriendo cada dia, teniendo la razon o siendo feliz...
La pareja o mejor decir las relaciones? bueno fijate como yo lo entiendo... es una orquesta inmensa de musica hermosisima donde el que escucha tiene que escuchar la orquesta al unisono, te imaginas como sonaria solo cada instrumento en su parte de la partitura? seria imposible escuchar la musica hermosisima asi, por partes. El dia que amamos incondicionalmente, amamos la orquesta en su inmensidad para poder escuchar esa musica hermosisima... y cada uno de los instrumentos es importante.
Quien es la orquesta? tu pareja, los hijos, la familia, los amigos.

A.Calcines dijo...

Creo que mi orquesta esta completa...la vaina es que a veces desafina!! te amo hermana!

Anónimo dijo...

Si dejas de amar, dejas de amar, darse cuenta es importante porque eso define tu felicidad.
El amor no es sacrificios, el amor es felicidad cada día, y sí!,se puede amar cada día más y más!, si no ocurre así, algo falla...