19 de diciembre de 2006

Lectores de Pasándola en Holanda

He querido escribir en este Blog de mi hijo quien, como todos ustedes saben, tiene una posición política antagónica con la mía; y no quiero que piensen que yo por eso que reniego de mi hijo, por el contrario me siento, como padre, orgulloso al ver que lo levanté con libre albedrío; pienso que cumplí mi labor y que hoy mi hijo tiene su propia escala de valores basada en lo qué, como padres, pudimos enseñarles con nuestro ejemplo.

Pero no quiero hacer de esto un ejercicio de alabanzas ni de los hijos ni de los padres… Sino que entiendan que ellos son como son, porque ellos lo han decidido así.

Claro, que en esta labor me tocó en suerte tener a mi lado a Judith, una gallina clueca como toda madre, pero quien entendió desde temprano que la templanza de los hijos se hace del ejemplo, se modela en la fragua de su propio esfuerzo y nunca en la blandenguería producto de una sobre protección desmedida… nuestros hijos cayeron y se levantaron cuando niños, cayeron y se levantaron cuando jóvenes, caen y se levantan hoy ya de adultos y cuando lleguen a esta madures, que hoy ostentamos, sabrán caerse y levantarse de nuevo…

Hoy ya estamos solos, los dos salieron del nido, ya levantaron su propio vuelo, sólo nos queda el orgullo de padres por la labor cumplida… el uno, el de ustedes (el de este Blog) luchando a brazo partido por forjar para él, su compañera y sus hijas un futuro mejor en un mundo mejor, en aquella tierra desde la cual partiera, buscando lo mismo, hace más de 65 años su abuelo… La hija, la que prefirió quedarse en esta tierra que la vio nacer, renaciendo de las cenizas de una juventud turbulenta, luchando por abrirse un futuro y ayudando como pueda a sus padres… y los dos, cada uno dentro de sus posibilidades, sobre protegiéndonos ahora como nosotros nunca lo hicimos con ellos…

Nuestra Judith casi se nos muere, nadie mejor que ustedes saben lo que ha pasado en estos días; su solidaridad, con mis hijos, no me ha pasado desapercibida, he estado en sus Blogs, he leído todos sus mensajes de aliento, nadie mas que yo ha compartido sus deseos para la mejoría de nuestra Judith…

Yo no creo en oraciones, ni en un dios quien de nosotros se apiade… pero al oír (leer) sus suplicas, y sus deseos, por un momento… solo por un instante… eleve con ustedes una plegaria a ese poder superior, intangible, inhumano e irreal con la esperanza de ser yo el equivocado.

Quiero hoy dar las gracias a todos, en nombre propio, y en el de Judith… quiero manifestarles desde el fondo de nuestros corazones que les estoy agradecido, obligado junto con mis hijos con ustedes sus amigos (tangibles y cibernéticos) y, porque no, a aquellos quienes me adversan en ideas y conceptos, en fin, todos ustedes, todos quienes se unieron en torno e un deseo… del deseo que nuestra Judith mejorara, que le diera a este mundo unos años mas de su presencia… de vida en compañía de este agnóstico e irreverente compañero, quien sin ella no es nadie, y quien sin ella enfrentaría, tal vez, a la única situación (caída) de la que no seria capaz de levantarse: “El tener que vivir sin ella”.

Gracias, de corazón GRACIAS, y permítanme agregar, “mis amigos”…

Johannes W. de Wekker Vegas (JotaDobleVe)

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr. de Wekker (JotaDobleVe):
Yo soy madre de dos "pichones" y créame que cada una de sus palabras me llegó, leerlo fué leer mi sentimiento, que creo debe ser el de cada padre y madre. Espero tener esa satisfacción: de ver a mis hijos crecer y convertirse en seres humanos de bien.
Me alegra saber que ya pasó la tormenta, que la sra.Judith ya se encuentra estable. Que siga mejorando cada dia y que disfruten de muchos años más juntos!! Abrazos a ambos!!
Y aquí le dejo este pensamiento que me gusta mucho, que habla de las cosas buenas que podemos encontrar en momentos difíciles: LA SOLIDARIDAD
"La flor que crece en la adversidad es la más hermosa y su aroma el más perdurable"
:)

Wari

k@rol dijo...

Me contenta muchísimo que la sra. Judith esté mucho mejor. Mis padres están en Venezuela, así que immediatamente que supe lo que estaba sucediendo con la sra. Judith me puse en la situación de JC. Mi solidaridad desde aquí tan lejos de mi patria consistió en unirme a la cadena bloguera y hacer visible la necesidad urgente de uds además de pedirle al Creador y sustentador de la vida que los fortaleciera y sostuviera a la sra. Judith en momentos tan difíciles. La solidaridad rompe cualquier barrera, aún aquellas puestas por el ser humano.
Desde Montreal reciban un abrazo estas navidades,

El Trimardito dijo...

Que bueno saber que la señora Judith está mejor y que poco a poco se recupera.
Gracias por sus palabras para con nosotros los amigos cibernéticos, la gente que aunque habla por este medio, es capaz de dar mucho por los otros.
Saludos!

Nostalgia dijo...

JW:
Yo que vengo de un hogar donde siempre fuimos antagónicos en cuanto a ideas y posiciones políticas (aún hoy) sé como usted, que el amor supera esos escollos. En mi familia los colores no dividen; armonizan . Me alegro que sea así también en la suya.
Estoy muy contenta de que Judith esté mejor. Mi mamá pasó por eso y me conozco la angustia. Un abrazo para ella. Para JC, Ale y las nenas va otro, por bellas personas. Por luchadores incansables y defensores leales de sus ideales. Y para usted, uno especialísimo. Ha sido un PADRE a toda prueba y eso hoy en día es un tesoro.
Tengan Feliz Navidad y prospero 2007 ♥

Curiosa dijo...

Sr.de Wekker Vegas (JotaDobleVe): Sus palabras reflejan el amor por sus hijos y su esposa y eso,sin duda, va mucho mas allá de las creencias políticas,incluso las religiosas. Dando amor es como se mueve al mundo. Dando amor y dejando ser, como ha sido su caso, es como se aprende y se valora.
Las buenas noticias de la recuperación de la Sra. Judith nos dejan un agradable sabor en estas navidades cercanas. Sin duda que muchas veces mas nos apoyan y ayudan quienes no vemos que con quienes creemos contar, en este caso, el apoyo del medio ha sido hermoso y fructífero y demuestra una vez mas que no importa el color, la raza o la religión, si se conocen las personas o no,para dar un poco de nosotros mismos y ayudar a los demás.
Un gran abrazo para todos ustedes, hermosa familia y una Feliz Navidad!

Yolanda Fernández dijo...

Estimado señor de Wekker Vegas, suscribo absolutamente las palabras del comentario hecho por Curiosa y comparto plenamente lo que ella sostiene. Lo leí varias veces y...mejor dicho imposible, lo suscribo totalmente.
Reciba mi saludo y mi respeto...

Miguel Pinto dijo...

La mamá de mis hermanos es mi familia también. Juan Carlos, hermano, que Dios Bendiga a Judith y que la ponga sana rapidito y que permita que la sigan disfrutando por muchísimos años más, yo estoy seguro de que así será. Y a todos ustedes, los De Wekker, los que están allá en Venezuela, así como los que están por aquí en Holanda, que tengan una navidad llena de alegrías, plenitud de vida y proyectos estimulantes y generadores de riqueza espiritual y también material.

Señor JotaDobleVe, la triste realidad de las ansiedades y las desfortunas del presente venezolano, es que el líder de la revolución no ha hecho más que dividir en dos bandos al gentilicio, a familias, y a amigos.

Claro, después de toda esta locura, termina prevaleciendo la cordura de la belleza del amor, que se relaciona con la familia y la amistad y la armonía del bien común a través de la unión.

La sinergia de la unión de todos los habitantes de un país, es lo que lo hace grande. Lo contrario lo empequeñece.

aWacate dijo...

Para mi fué todo un honor conocerlos y poner mi granito de arena. Me alegra que las cosas vayan regresando a la normalidad.

Que Dios los bendiga... Que les de la dicha de vivir juntos por mucho más tiempo y que esta experiencia se quede en un cuento del pasado. Entiendo perfectamente lo que dice, porque me ha tocado ver a mi papá estos últimos meses, llorar ante el temor de perder a su compañera de toda la vida. Y créame, que es lo que más me ha dolido. Le pido a Dios cada día que mis viejitos puedan disfrutar más tiempo ese amor que tanto se tienen. En casa, también nos espera una Navidad llena de esperanza.

Mucho cariño para todos.. Se les quiere bien.

JotaDobleVe dijo...

Gracias a todos, gracias por sus deseos...

La tempestad pasó, estamos ahora reparando los estragos que hizo... hay velas rotas... el maderamen sufrió... algo de agua en las sentinas... pero el sol salió, sopla aún el viento en contra... barloventeando la nave se dirige a puerto…

Su sangre… sus oraciones… sus buenos deseos se juntaron al esfuerzo médico y a las ganas de vivir de mi Judith… de su Judith… de nuestra Judith… para mantenernos a flote…

Deberemos morir y moriremos… morir en el tiempo en que nos es dado para hacerlo… nunca antes… nunca demasiado tarde… solo el día… y cuando me llegue, quisiera contar con su apoyo… mientras tanto y gracias a él… seguiré en la nave de la vida con mi Judith…

JotaDobleVe