11 de febrero de 2008

MI conciencia y mi nostalgia


A veces pienso que la vida se detuvo... que esta nostalgia de adolescente no es mas que una mala jugada de mis miedos del hoy,del hacerlo bien,o como se debe... Antes solo creía que todo lo podía y le echaba bolas sin medir riesgos ni consecuencias!!

Como cambia la vida cuando se tienen hijos, es como si en vez de hijos fuesen conciencias los que tenemos.Que sabroso es no tener conciencia, aunque mas sabroso es tener hijos, los puedes disfrutar cada minuto que tu decidas, puedes verlos crecer si estas ahí para ellos, en fin solo disfrutar de esos milagros que caminan...y sienten , lloran, ríen y te abrazan cuando tienen miedo o cuándo están felices, en fin milagros andantes que te hacen la vida plena y feliz!! Es una felicidad diferente, es una felicidad que nace de ti pero no es tuya, la de antes era una felicidad mas egoísta, esa felicidad que solo la compartías con el que querías , cuando querías, esta es t'acita es así como que no puedes separarte, ni tienes por que, es diáfana , es profunda... es la felicidad de saberse querida, amiga, madre y hasta la mejor de las confidentes .

No pensé que existían amores tan diferentes, evidentemente querer a una hermana no es lo mismo que querer a su mama o a una tía que se yo,pero eso de querer a un hijo no tiene limites,o si? Solo espero tener el valor y la constancia y la sabiduría necesarias para que ellas crezcan como mujeres de bien, y que a pesar de mis torpezas en el pasado entiendan que la vida es mas fácil que pelar mandarinas si la vemos desde en angulo correcto.Del lado positivo y sobre todo del lado humano... Hijas gracias por existir

Bueno no sigo,estoy hablando mucha paja para el tiempo en que nos conocemos...

13 comentarios:

Mariale divagando dijo...

Como no soy madre aún, no puedo saber a ciencia cierta cómo te sientes; pero supongo que es un amor más grande que la propia vida...

Anónimo dijo...

Es asi mismito hermana, ese es el de verdad verdad incondicional...el que todo lo puede...
Yo creo que yo te quiero como a una hija... jijiji
Te amo
Adri

Cho dijo...

♥♥ Feliz Día de San Valentín ♥♥

Regresamos hace pocos días! Espero que estés bien.
Un beso,

MO dijo...

Yo pagaría por dejar de tener conciencia una hora al mes.

JAJAJAJA

besos

Solitario dijo...

Completamente de acuerdo contigo, yo he hecho cosas por mi hijo, que JAMAS hubiese hecho en otros casos. Es un amor totalmente diferente.

Yolanda Fernández dijo...

Ale, los hijos son la medida justa de nuestro equilibrio. Quienes tenemos hijos sabemos que ellos nos permiten alcanzar la estabilidad cuando los pensamientos absurdos nos desbordan.
Un gran abrazo, espero que todos estén bien.

ElPoeta dijo...

Hola, querida amiga. Paso sólo un momento a saludar porque ando con prisa pero hace tiempo que no te visitaba. Un beso y mi cariño,
V

El Entrompe dijo...

"es como si en vez de hijos fuesen conciencias los que tenemos"... no imaginas cuanto de verdad hay solamente en estas palabras, yo tengo dos y ya nos tarajayos, pero igualito sigo viendolos como los muchichitos de cuando niños, pienso q por eso duele amarlos... he estado un tiempo fuera de los blog pero ya de regreso y con estreno, ahora me veras mas seguido por tus letras, abrazos...

Nostalgia dijo...

qué bonito Ale...
uno de tus posts más bellos...
tus hijas son afortunadas por tenerte!
besos ♥

Ale Calcines dijo...

Gracias a todos,alejada de las tecl;as pero pendiente de ustedes...

Caty dijo...

Este post es precioso Ale!

Seguro tus ninas veran la vida con tu optimismo.

Ale Calcines dijo...

Gracias Katy

Tahylú dijo...

Tan acertadas tus palabras, que describen lo que siento desde el inicio hasta el final. Solo quién comparte el sentimiento de tener hijos puedes escribir de esa manera tan hermosa.

Saludos,

Tahylu!