19 de noviembre de 2007

Los cachos de Brad Pitt

Perdonen que no escriba sobre la cosa que pasó con la cosa, eso fue muy bueno, pero esa cosa ya pasó.

A mi manera de ver, hay una noticia aterradora para todos los hombres de la tierra: Angelina Jolie, la esposa de Brad Pitt ¡le está montando los cachos! Muchos se estarán preguntando, ¿y bueno, qué importancia tiene que a Brad Pitt le monten los cachos? Casi nada.

Al hombre considerado por todas las mujeres como el que está más bueno sobre la tierra, ¡le están poniendo los cuernos! Esto es alarmante para los hombres como yo, porque me hago la siguiente pregunta: si a un hombre tan bello le montan los cachos ¿qué me estarán montando a mí, que tengo esta cara y este cuerpito? Siempre he afirmado, y con razones, que yo no conozco a ningún hombre fiel.

¡Todos los hombres son infieles!, pero se me había olvidado que uno normalmente es infiel con una mujer que le es infiel a otro hombre al que jamás puede pasarle por la cabeza que su esposa o novia ande derrapadita por allí.

Estoy seguro de que todas las mujeres que he tenido y tengo, me han sido y me son infieles, lástima que no he podido descubrirlas, y menos mal, porque yo sí las mato y después no me suicido.

Una vez tuve una esposa cuaima y comenzó a montarme los cachos. Me hice el loco y empecé a ligar que el pobre amante de mi esposa se la llevara, tanto le pedí a Dios que me complació y se la llevó.

Nunca tendré cómo pagarle a ese hombre el favor que me hizo. El otro día lo vi por casualidad y él me lanzó una mirada como diciéndome: ¡Buena vaina que me echaste! Yo, disimuladamente, volteé la cara hacia otro lado, no fuera a ser que a ese hombre se le ocurriera devolvérmela.

El cacho, mientras más peligroso sea, más se disfruta. Qué sabroso es empatarse con la esposa de un carnicero italiano o con la esposa de un general celoso. ¡Es lo máximo! Cosa fastidiosa es montar los cachos con la esposa de un psicoanalista argentino, que si llega a descubrir la cosa lo busca a uno no para matarlo, sino "para hablar". Eso es horrible, porque al final todos terminan siendo amigos y yendo a inútiles terapias de pareja realizadas por otro psicólogo argentino.

¡Qué sabrosos son los amores peligrosos! Yo, por ejemplo, ahorita tengo un romance con una conocidísima dirigente chavista, y les puedo decir que es algo increíble. Espero, por el bien de ella y el mío, que jamás nadie se entere de este inmenso secreto porque sería un escandalazo. Cuando estamos juntos, desnudos en la cama, nos reímos muchísimo al pensar que alguien descubra semejante atrocidad.

Ella está casada o algo así.

Con él toma ron, conmigo champaña. Con él escucha a Silvio Rodríguez y conmigo a Alejandro Sanz, ella anda en su auto último modelo y yo en mi LTD 89. Cuando estamos juntos no nos importa nada, ni la reforma constitucional, ni los hermanos Escarrá, ni Antonio Ledezma, ni Baduel ni Luis Tascón. Es una pasión que a ratos es roja rojita y otras, azul azulita. Espero que esta pequeña imprudencia no nos eche a perder esta erótica relación marxista-capitalista.

Bueno, ya lo saben queridos amigos varones, no se les olvide: a Brad Pitt le montaron los cachos. Así que piensen lo que seguramente les está pasando a ustedes. No hagan el ridículo preguntándole a ella si le es infiel, porque seguramente le va a decir que no, y ese es el primer síntoma de esos enormes y hermosos cachos que usted ostenta.

Me muero por conocer al nuevo novio de Angelina Jolie. ¡Ese hombre debe estar de rechupete!

Claudio Nazoa

12 comentarios:

Juan dijo...

no todos los hombres son infieles
yo jamás lo he sido, y créeme oportunidades he tenido por coñazos, preo sabes prefiero verme al espejo todos los dias y tener la seguridad y la tranquilidad de q soy un caballero y que puedo cumplir mi palabra y que jamás le haría algo como eso a un ser tan hermoso como una mujer

Laura dijo...

Paso a dejarles mis saludos y buenos deseos, tengo tiempo sin aparecer por estos lados.
El artículo de Nazoa, muy bueno gracias por colocarlo aquí.

Un abrazo!

alida dijo...

Excelente el escrito de Claudio Nazoa, a mi me encantan sus artículos

Abrazos!!!

Dabart dijo...

jejejejej que chevere!

El Trimardito dijo...

No me lo puedo cree, carajo, si la angelina le hizo eso, que será de mí con este cuerpito y esta cara, claro sin nombrar mis pantalones de Homero Simpson.
Si Baduel quiere protagonismo en este proceso, que se vaya y agarre un fusil y se lo descargue a Chávez completico, así se termina de declarar heroe nacional.
Pero a mí me huele a trapo rojo.
Claudio Nazoa, muy buen escrito.

Saludos!!

Waiting for Godot dijo...

Juan! Casi me desmayo cuando leía el post que pensaba lo habías escrito tu y decías: "Siempre he afirmado, y con razones, que yo no conozco a ningún hombre fiel" Y es que conoces al PISHA! :) Besos, menos mal que esto lo escribió Nazoa, y no tu, zape gato :)

* M a r u dijo...

Yo también pensé que lo había escrito JC, jejeje... Y también pensé, menos mal que no conoce al Mustang 69, jajajajaja¿Como está todo? reciban nuestros saludos,
Maru y Mustang 69

SOL dijo...

Caimos por inocentes! jejejeje
Ta' bien comico, gracias por compartirlo.
Saludos!

Ricky del Norte dijo...

Según el dicho, el hombre es como el oso, mientras más feo más sobroso. Seguro ese tal Bratt Pit, debe creerse la ultima coca cola, y esta descuidando a su mujer Angelina. Sin importar cuan galan o hermoso seas, si mantienes a tu pareja contenta..., seguro no habran cachos.
Saludos.

Cho dijo...

Muy bueno jajajaj

Tcalo dijo...

jajaj ta´ muy bueno, espero que no sea cierto eso de que todos son infieles porque me tocará montar cachos, pa' tener un poco de igualdad de roles digo, no? :)
saludos!!
t.

Ale Calcines dijo...

Aquí lo mas importante es cuando la mujer monta cachos, aunque los hombres digan que no mínimo un trasero ven por ahí,aunque yo me buceo a los hombres y de paso se lo comento a JC